Desde el 1° de junio el aeropuerto de Tucumán estará cerrado por remodelación

El aeropuerto de Río Hondo asumirá los vuelos del aeródromo Benjamín Matienzo hasta agosto.

Cierre temporal del aeropuerto de Tucuman

A partir del 1° de junio el Gobierno argentino dará inicio a los trabajos de remodelación del Aeropuerto Benjamín Matienzo, situado en la provincia de Tucumán, desde entonces, las operaciones de este terminal aéreo serán interrumpidas hasta finales de agosto.

Mientras se realizan las obras de refacción, ensanchamiento y modernización de la aeroestación tucumana, el aeropuerto de Río Hondo asumirá la programación de vuelos.

De acuerdo con Sebastián Giobellina, presidente del Ente Tucumán Turismo, los pasajeros serán traslados de forma gratuita desde la terminal de Tucumán hacia el aeropuerto de las Termas y viceversa en micros presentado el pase para abordar (boarding pass) y DNI. "De esa forma mantendremos activos todos los vuelos semanales que tenemos programados", indicó.

La inversión que supera los $ 1500 millones contemplará la reconstrucción total de la pista de aterrizaje, se reemplazaran las viejas luces de borde por balizamiento con tecnología led, diseñados para que soporten el paso de las ruedas de los aviones; esto permitirá que los pilotos tengan mayor visibilidad al momento de despegar (pasaría de 800 a 400 metros), sobre todo durante los días con mayor nubosidad.

Asimismo, el área de aterrizaje será extendida uno 600 metros hacia el norte para totalizar unos 3.500 metros, convirtiendo al Benjamín Matienzo en el aeropuerto con la pista más larga de toda Argentina.

Los trabajos de remodelación estarán finalizando en agosto y se espera que una vez este aeropuerto se encuentre activo se incremente aún más la capacidad de vuelos, tanto para usuarios como para operaciones de carga.

Para el 2018 se tiene planificado la construcción de una nueva terminal de pasajeros, se modernizará la torre de control y se ampliará el estacionamiento vehicular.